Avda. de la Borbolla, 47 - 41013 (Sevilla)
Telf: 954 231 990 - Fax: 954 236 050
2020
Fri, 25 M09
M09 2020
Mo
Tu
We
Th
Fr
Sa
Su
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4

Información práctica sobre solicitudes de ERTES

Mar 24, 2020 | Noticias colegiales
Información práctica sobre solicitudes de ERTES
A través de esta Nota, se van a ofrecer una serie de recomendaciones y criterios prácticos sobre los ERTES para las consultas privadas que así lo requieran.

Una vez constatada la existencia de todos y cada uno de los presupuestos fácticos necesarios para formular un ERTE, los cuales se explicaban en anterior comunicado de esta Asesoría, una vez adoptada la decisión, hay que formular la correspondiente solicitud.

Recordemos que la ley contempla varias circunstancias que justifican un ERTE, el cual puede estar basado en causas económicas, técnicas, organizativas y de producción, o aprobarse por la existencia de causa de fuerza mayor.

Las consultas médicas profesionales, las cuales no están en el Anexo de actividades suspendidas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo por el que se declara el estado de Alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, podrían acogerse a la causa de fuerza mayor en un ERTE ante pérdidas de actividad como consecuencia de la pandemia, incluida la declaración del estado de alarma, que impliquen suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías, falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad, o bien en situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria, que queden debidamente acreditados.

Sobre la interpretación que la ley hace del concepto “establecimientos médicos”, los cuales se reitera no están suspendidos y pueden por tanto estar abiertos, la Orden SND/232/2020, de 15 de marzo, por la que se adoptan medidas en materia de recursos humanos y medios para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID19, en su punto Séptimo, determina que a efectos del artículo 10 del Real Decreto 463/2020 por el que se establece la Alarma, se entienden por establecimientos médicos aquellos en los que se requiere la prestación, por parte de profesionales sanitarios, de la asistencia necesaria para resolver 2 problemas de salud que puedan tener una evolución desfavorable si se demora su tratamiento.

Por tanto, en base a lo expuesto, entendemos que aquellas consultas médicas que se encuentren con las dificultades en el desarrollo de su actividad antes indicadas, o que no estén dentro de la indicación del art. 7 de la Orden Ministerial 232/2020, pueden en principio acogerse al ERTE por causa de fuerza mayor con los trámites simplificados. No obstante, el criterio exacto de valoración por parte de las autoridades laborales de estas circunstancias y requisitos a la hora de admitir la existencia o no de fuerza mayor a estos efectos, a fecha de hoy, aún lo desconocemos.

Y, todas aquellas otras consultas que sufran dificultades y no estén dentro de estas indicaciones que permitan determinar la existencia de fuerza mayor, podrían instar un ERTE por supuesto, pero no por causa de fuerza mayor, sino por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

La Administración competente para la tramitación y resolución de un ERTE de una consulta o centro médico que solo tenga actividad en nuestra provincia es la Delegación Territorial en Sevilla de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo y Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad. Su sede física se encuentra en el Edificio Administrativo Los Bermejales, Avda. de Grecia s/n, de Sevilla.

Cuando los centros de trabajo en dificultades se encuentren en más de una provincia de Andalucía, la Administración competente para resolver el expediente es la Dirección General de Trabajo y Bienestar Laboral de la Junta de Andalucía.

En cuanto a la solicitud y tramitación, la propia web de la Consejería de Empleo anuncia que se ha puesto en servicio una plataforma para la tramitación simplificada de solicitudes de ERTE por fuerza mayor. Toda la tramitación se efectúa on line en la página indicada, por lo que en principio no es necesario contar con un formulario.

Siguiendo la propia web, se necesita:

a) Acreditación de la representación. En el caso de no contar con certificado digital, deberán aportar copia del DNI/NIE. Además, se incluirá la solicitud firmada y escaneada, autorizando a la 3 Administración a fin de que puedan realizarse las comprobaciones pertinentes.

b) Documento en el que se acredite la actividad de la empresa (Inscripción en la Seguridad Social del CCC de los trabajadores afectados).

c) Memoria o informe justificativo de la causa alegada (solo si la actividad de la empresa no está incluida entre las suspendidas por el Real Decreto 463/2020)

d) Copia de la comunicación a la representación de las personas trabajadoras.

e) Relación nominal de todos las personas trabajadoras afectadas desglosada por provincia y comunidad autónoma en la que figure: -Número del DNI/NIE del trabajador -Número de afiliación a la Seguridad Social del trabajador -Fecha de alta en la Seguridad Social

f) Acreditación de la Autoridad Sanitaria (en el caso de aislamiento o contagio de la plantilla decretado por la Autoridad Sanitaria).
Tras la admisión de la solicitud, la Autoridad Laboral podrá pedir informe a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que se emitirá en el plazo de 5 días.

La resolución de la Autoridad Laboral, que deberá emitirse en el plazo de 5 días, se limitará a constatar la existencia, cuando proceda, de la fuerza mayor alegada por la empresa correspondiendo a ésta la decisión sobre la aplicación de medidas, que surtirán efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor.

En caso de que no se produzca respuesta, el silencio se ha de entender como positivo.

Los efectos de estos ERTES, como indicábamos en la Nota anterior, son los siguientes:

1.- El vínculo laboral queda suspendido, no se extingue. Se rehabilita una vez finalizadas las causas que motivaron el expediente.

2.- Mientras se mantenga el ERTE, el empresario no ha de abonar el salario a los trabajadores y los trabajadores no tienen que trabajar.

3.- Además, el empleador está exonerado del abono de la totalidad de la cotización de empresa a la Seguridad Social si es de menos de 50 trabajadores. Si supera ese número, solo abonará el 25 %.

4.- Por su parte, al trabajador se le reconoce su derecho a la prestación contributiva por desempleo aunque carezcan del período de ocupación cotizada mínimo necesario para ello. Tampoco computará el tiempo en que se perciba la prestación a efectos de consumir los períodos máximos establecidos.
 
SERVANDO MEANA PEREZ
ASESORIA JURIDICA COLEGIO OFICIAL DE MEDICOS DE SEVILLA



NOTICIAS RELACIONADAS

Nota de la Asesoría Jurídica del RICOMS sobre los ERTES (19 marzo 2020)