Portada » Actualidad » Qué pronto olvidamos

Qué pronto olvidamos

En situaciones de crisis, ya sean sanitarias, sociales o económicas, la humanidad tiene tendencia a olvidar tragedias y malos momentos. Pocos son los que conservan el recuerdo de lo sufrido, a pesar de que ello pueda reportarles una carga psicológica de importancia y resolución incierta. La mayoría opta por levantar un muro infranqueable con el pasado, para no recordar experiencias traumáticas.

Bien pudiera tratarse de un mecanismo defensivo, a la manera de la actitud de los niños de pocos años, que ante la perdida de un familiar cercano, no hacen preguntas o aceptan con displicencia nuestras respuestas mas o menos evasivas.

Pero esta actitud, humanamente comprensible, puede hacernos olvidar a personas, situaciones y hechos que tuvieron un gran impacto en nuestra vida y en la de nuestras familias.

Hace pocos años, España y casi todas las naciones han sufrido la mayor y mas importante pandemia de los últimos siglos. El Covid-19 representó un punto de inflexión en la sociedad civil e igualmente en los esforzados responsables de garantizar nuestra salud, como las Instituciones sanitarias y todos aquellos que pertenecemos a ellas, desde médicos y enfermeros hasta auxiliares y personal de servicios.

La terrible pandemia puso a prueba las capacidades organizativas y estructurales, pero también a todos los profesionales sanitarios. Tras analizar los hechos, llegamos a la conclusión de que países, organizaciones y sanitarios no estábamos preparados para tantas contingencias.

A pesar de este hecho oficialmente reconocido, los sanitarios respondimos con absoluta generosidad y profesionalidad, hasta el punto de dejar la vida en el empeño en varios centenares de casos. En el caso de los médicos concretamente, ciento veinticinco fallecieron por atender a sus pacientes en sus puestos de trabajo, sin dar un solo paso atrás.

Si, ya se que durante semanas fuimos aplaudidos y vitoreados desde balcones en tiempos de reclusión obligada, pero pasados unos meses, reaparecieron los insultos, amenazas y agresiones por parte de pacientes y familiares de pacientes, que no estaban de acuerdo con las prescripciones efectuadas por sus respectivos médicos.

Las agresiones a médicos y sanitarios en general, viene siendo una constante en la sociedad desde hace ya décadas. Desde que en 2010, en Moratalla, Provincia de Murcia, una joven médica fue asesinada en su consulta por disparos en la cabeza, realizados por un paciente que no estaba de acuerdo con las prescripciones de su Médica de Familia, se llevan contabilizadas mas de siete mil denuncias de todo tipo, según los Registros que poseen los Colegios Médicos españoles a través del Observatorio de las Agresiones de la Organización Médica Colegial de España.

Desde entonces muchas han sido las iniciativas para al menos paliar estos delictivos comportamientos, pero por desgracia, no hemos conseguido año tras año, bajar las cifras de agresividad de estos individuos antisociales.

Las Administraciones Sanitarias han tratado de solucionar este grave problema de Sociedad, pero sus medidas no han bastado. Es bueno sentirse seguro y protegido en el puesto de trabajo. Es reconfortante conocer que existe o que debería existir, vigilancia por Cuerpos de Seguridad en todos los Centros Sanitarios, no sólo en los grandes Centros Hospitalarios, pero debemos alcanzar un nivel mas avanzado de prevención y seguridad de riesgos para los sanitarios.

Llevamos años pidiendo a la clase política a través de los Parlamentos Autonómicos y Nacional, la elaboración de una Ley de Prevención de Agresiones específica para el Personal Sanitario, que englobe no sólo las reformas estructurales que deban hacerse, para que nuestras consultas, no sean ratoneras de las que el sanitario no pueda escapar ante una agresión, hasta la preocupación y seguimiento psicológico que todo sanitario agredido debe tener tras haberlo sufrido, sobre todo en casos severos.

Pero todo ello no es bastante y solo el elemento disuasorio de que los agresores se exponen a penas graves invalidantes con una fuerte penalización económica, puede dar frutos. Para ello se necesitaría la correspondiente revisión del actual Código Penal, con la modificación y elaboración de nuevos artículos con la consiguiente subida de penalizaciones.

Todos los Colegios Médicos de España en unión de las otras Profesiones Sanitarias, luchamos para concienciar a la Sociedad Civil y a la clase política, lo intolerable de la situación actual, que puede llegar a repercutir notablemente en la asistencia sanitaria de la ciudadanía.

Desde hace años, la Unión Europea celebra el Día contra las Agresiones al Personal Sanitario. Esta iniciativa que partió del Consejo General de Colegios Médicos de España, recuerda cada 12 de Marzo, esta increíble lacra social.

Los sanitarios no abandonaremos nuestros esfuerzos para conseguir que esa prometida Ley de Prevención de Agresiones al Personal Sanitario, sea una realidad lo antes posible.

Juan Manuel Contreras Ayala

Secretario General del Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla.

3 de abril de 2024


         

¿A qué esperas para tener la mejor protección profesional?

Garantiza tu seguridad como profesional médico. Aviso importante sobre RC

Más información