Portada » Actualidad » Sanidad privada: situación limite

Sanidad privada: situación limite

Hace mas de cinco años, el Colegio de Médicos de Sevilla, se propuso dignificar la situación profesional de los médicos que trabajaban para las entidades privadas de seguros sanitarios. Era una tarea ardua y difícil, casi una misión imposible, ante las drásticas y autoritarias medidas que dichas entidades se habían arrogado durante décadas.

Entre otras cuestiones, los médicos nos encontrábamos en inferioridad absoluta, para negociar nuestras condiciones de trabajo, nuestros honorarios, nuestra responsabilidad civil, nuestra conciliación familiar o nuestro descanso.

Ver reconocidas nuestras mejoras en nuestra formación continuada en la mejor asistencia a nuestros pacientes, mediante procesos innovadores o asistiendo a Cursos de perfeccionamiento especializado tanto en España como en el extranjero era prácticamente una utopía, ya que se utilizaba como argumento para que todo ello no tuviera repercusión en nuestros honorarios, que los médicos teníamos la obligación, debido al carácter vocacional de nuestra profesión, de mejorar nuestra labor asistencial día a día y de formarnos ininterrumpidamente durante toda nuestra vida profesional.

Bien; eso ya lo sabíamos desde que entramos en la Facultad de Medicina. Lo que no sabíamos era que de eso, se iban a aprovechar entidades mercantiles sanitarias para ofrecer servicios a sus asegurados, sin recompensa alguna para los médicos, fuera de los honorarios no pactados por los profesionales, que para la mayoría de ellos se traducía en un lacónico “o lo tomas o lo dejas”.

Tampoco ayudó a nuestra misión, el clásico individualismo de muchos colegiados que desconfiaban de poder alcanzar consensos amplios entre especialidades médicas de diferente matiz o incluso entre compañeros de la misma especialidad.

Todo lo anterior llevó a los médicos a una indigna posición para no ser considerados interlocutores validos ni necesarios en un dialogo ya de por si inexistente con las entidades aseguradoras.

Han pasado muchos años desde que se iniciaron las actividades de las entidades aseguradoras sanitarias. Mas de cuarenta y si para entonces las condiciones laborales y retributivas de los médicos nos parecían ilusionantes, hoy día nos parecen indignas, al no haberse actualizado cada año dichas cantidades, salvo escasísimos porcentajes de algunas entidades en momentos puntuales, que pretendían acallar algunas voces de colegiados médicos disidentes, mas que solucionar el grave problema. Incluso sin ni siquiera haber repercutido en los honorarios médicos, el IPC anual correspondiente. Estudios hechos por economistas nos revelan que dichos honorarios , se han depreciado en un 145%, en los últimos treinta años, algo inaudito.

Como contrapunto, el precio de las pólizas que abonan los asegurados de estas entidades, sube año a año, según una escala etaria, llegando a cifras muy altas en la población que supere los 60 años. Llama la atención el escaso precio de unas pólizas de salud existentes en el mercado para personas jóvenes, desde  20 euros o menos. Evidentemente de ahí no van a sacar las aseguradoras recursos para mejorar los honorarios de los médicos, pero si para ampliar su clientela.

Pero la situación actual ha cambiado. Los médicos no somos ya tan individualistas ni tenemos tanto miedo a las represalias. La campaña que inició el Colegio de Médicos de Sevilla hace años, ha tenido eco en otros Colegios Profesionales de Médicos de Andalucía y de España. Hemos organizado en Sevilla, tres Congresos Nacionales de Ejercicio Libre, bajo el auspicio de la Organización Médica Colegial de España, que ha conseguido concienciar a miles de médicos españoles de que nuestra situación profesional en este terreno debe cambiar inexorablemente hacia una restructuración del sector.

La situación mayoritaria de autónomos, para los médicos que trabajan en el sector privado asegurador, nos da herramientas para establecer diálogos constructivos y reivindicativos con las aseguradoras  sanitarias, según una reciente Directriz de la Unión Europea.

Por el momento solo pedimos eso, respeto y dialogo abierto, sin líneas rojas previas y no olvidemos que una tercera parte de los recursos sanitarios de España, está en manos de las entidades aseguradoras sanitarias privadas. Las Administraciones Sanitarias del Estado serán las primeras interesadas en no desaprovechar estos recursos, complementarios pero totalmente necesarios.

Desde hace meses el Colegio de Médicos de Sevilla ha propiciado y aconsejado a sus colegiados la creación de Sociedades Profesionales, por especialidades médicas en las que se agrupen voluntariamente todo aquel que lo desee. Estas Asociaciones que en número superior a veinte se han creado ya, y tienen su sede administrativa en el Ricoms, concitan el apoyo institucional y jurídico del Colegio y  están legalmente constituidas y registradas, y serán las que deberán dialogar con las Aseguradoras para llegar a acuerdos satisfactorios para todas las partes, siguiendo la mencionada Directriz de la Unión Europea, que reconoce a los autónomos, capacidad jurídica para solicitar mejoras laborales y retributivas ante las Compañías Sanitarias Aseguradoras.

Esperemos que desde el dialogo que estamos pidiendo, se alcancen acuerdos provechosos tanto para los profesionales médicos como para el conjunto de la ciudadanía, que sin duda se beneficiará de una mejor asistencia sanitaria.

Juan Manuel Contreras Ayala

Secretario General del Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla. 

19 de enero de 2024


         

¿A qué esperas para tener la mejor protección profesional?

Garantiza tu seguridad como profesional médico. Aviso importante sobre RC

Más información